LIBROS: MONTONEROS O LA BALLENA BLANCA, DE FEDERICO LORENZ


montonerosPor Nicolás Marina

Durante el asalto final en la guerra por Malvinas, las tropas británicas sorprenden y apresan a dos soldados argentinos en el exacto momento en que éstos están tratando de matarse entre sí… Tras captar nuestra atención con esta perturbadora escena, la narración da un salto hacia atrás: a 1976, cuando un grupo de militantes montoneros, abrumado por la encarnizada represión que se está llevando a cabo por esos días, y desencantado también con la conducción de la Organización, decide abrirse.

Durante un tiempo logran pasar desapercibidos, camuflarse como ciudadanos comunes, y hasta entusiasmarse con un mundial de fútbol patrocinado por la junta militar, al igual que otros 25 millones de argentinos… Pero, habiendo visto morir y desaparecer a tantos compañeros de armas y seres queridos, se les hace difícil mantener el hábito de la indiferencia. Y cuando su antiguo líder vuelve a reunirlos para proponerles una nueva acción, la idea prende rápidamente en todos ellos.

El protagonista de esta historia ha adoptado el nombre de guerra de “Ismael”, mismo nombre con el que se nos presenta el narrador de Moby Dick. Y como sucede en la novela de Melville, los personajes no pueden a pesar de todo abandonar la lucha contra un enemigo que de tan feroz se ha vuelto inhumano; y, de tan vasto, inaprensible. La asimetría de fuerzas, lejos de ser una invitación para desistir, deviene en una obsesión que sólo puede ser mitigada con la prosecución de esa lucha hasta sus últimas consecuencias.

Pero toda lucha entre facciones compatriotas es, en el fondo, una lucha por la apropiación de sus símbolos nacionales, por lo que las obsesiones de los antagonistas muchas veces confluyen. Una vez que el objetivo inicial del grupo se malogra, las circunstancias y la inspiración los llevan a concebir una nueva acción simbólica desmesurada: el desembarco en Malvinas. Sin imaginar que las ambiciones del gobierno de facto apuntan también hacia el archipiélago, acaban envueltos ellos también en el conflicto, combatiendo junto a enemigos y reclutas en defensa de las islas y encontrando, inesperadamente, una oportunidad para la redención y la venganza.

En esta primera aproximación a la literatura de ficción, el historiador Federico Lorenz se las arregló para construir un relato que es al mismo tiempo una recreación documental  y costumbrista de aquellos años, una crónica reflexiva, oscura, conmovedora y, además de todo eso, un  libro de aventuras.

Toda novela puede ser resumida en una sola frase: esa en la que el autor expresa con mayor claridad la idea que quería compartir con nosotros cuando se sentó a escribirla. Probablemente encontremos la frase esencial de esta novela en la pregunta que le hace el líder del grupo al narrador, cuando se vuelven a encontrar después de algún tiempo: “¿Qué es, Ismael, lo que no podemos dejar de ser?”

Ideal para leer en… En una playa patagónica, de cara al mar.
Se acompaña bien escuchando… Algún disco de Atahualpa Yupanqui o de Jorge Cafrune.
De Federico Lorenz también pueden leer… “Fantasmas de Malvinas. Un libro de viajes”, volumen en el que recoge sus experiencias durante su viaje a las islas en 2007.

Fuente: Buenos Artes TV

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s